Fraternidad/fraternité

El pasado fin de semana recibíamos a un grupo de Hermanos del Gran Oriente Belga (GOB), cuatro compañeros  y su Segundo Vigilante a los que acompañaba una Hna. de la Federación belga de nuestra Orden. La visita coincidía con la incorporación  de dos nuevas piedras a nuetsro edificio lo que sirvió para poner de manfiesto que por encima de sutiles, aunque a veces importantes, diferencias está la fraternidad, el respeto y el cariño entre obediencias que comparten algunos grandes e importantes principios como el laicismo.

En cualquier caso la visita ha venido a poner de manifiesto algunas cuestiones importates y que no siempre son valoradas de forma adecuada.

En primer lugar algo muy importante no sólo para los nuevos iniciados sino para todo el taller. Conocer, vivir, la realidad del internacionalismo. Por circunstancias que no vienen al caso nuestra Hna. belga hubo de ocupar un puesto destacado realizando el cometido de una manera perfecta, ¿razón? utilizaba, en castellano, la misma herramienta, el ritual, que utiliza en su logia.

En segundo lugar, vivir la fraternidad y el respeto entre personas que a pesar de practicar el mismo rito lo hacen con algunas sutiles, pero en ocasiones importantes, diferencias. Nadie pregunta el porqué de una variación, la armonía reina por encima de lo diferente y es que, como decía, hace algunos días “aquí hay sitio para todos”.

En tercer lugar, conocer de primera mano que determinas cuestiones están tan presentes en otras partes de Europa como en esta España nuestra y siempre con un mismo común denominador, la omnipresencia de la Iglesia Católica y su incidencia en la vida social.

Finalmente, la intensa aunque breve convivencia que se produce cuando los visitante se funden en nuestra vida cotidiana mediante lo que conocemos como acogimiento fraterno. ¿Qué mejor hotel que, si fuese necesario, un simple sofá en casa de un hermano? La brevedad de la visita de un fin de semana no proporciona grandes ocasiones para que se tejan grandes  redes, pero sí para que se comiencen a soldar los primeros eslabones que van haciendo crecer la Cadena de Unión a la que todos estamos unidos por encima de pequeñas cuestiones “administrativas”.

Hemos vivido un fin de semana frucífero en muchos sentidos pero, incluso por encima de la alegría que produce la incorporación de nuevas piedras a nuestro edificio, me gustaría resaltar las vivencias que nacen de la convivencia incluso por encima de las dificultades de no expresarse en la misma lengua de una manera fluida. Gracias Hermana, gracias Hermano y muchas gracias Hermanos Compañeros. Vous, et toutes,  serez toujours bienvenues!!!!.